You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

10 casos en accidentes de tráfico que el seguro no cubre.

Las compañías de seguros no se hacen cargo en determinadas circunstancias de accidentes de tráfico. Conoce cuándo tienes que asumir los gastos en caso de siniestro.

Puede que tengas un seguro a todo riesgo, no importa el tipo de contrato que tengas, pero existen casos en los que el seguro no atenderá lo gastos en un siniestro. En general se trata de situaciones donde se confirma que el conductor es el responsable por una actitud negligente evitando las aseguradoras hacerse cargo de los gastos generados.  

La siguiente es una lista de situaciones en accidentes de tráfico recogidos por la DGT, en los que las aseguradoras declinan toda responsabilidad.

1. Alcohol, drogas y volante.

10 casos en accidentes de tráfico que el seguro no cubre.

Los daños ocasionados por conducir bajo los efectos del alcohol no serán reparados por las aseguradoras.  Del mismo modo sucede en caso de positivo en drogas, o si queda probado ésta como “causa determinante” del accidente.

2. Catástrofes naturales.

10 casos en accidentes de tráfico que el seguro no cubre.

Si el accidente ocurre en el contexto de un desastre natural, como una huracán, terremoto o inundaciones, el Consorcio de Compensación de Seguros es la entidad que se hará cargo de los desperfectos. Incluso en caso de siniestro total. También se considera del mismo modo en estado de paz si el accidente es provocado por una acción militar o atentado.

3. No estar en posesión de licencia o carné.

El conductor está obligado a tener el permiso, licencia o carné correspondiente, para que el seguro afronte los daños del siniestro. De lo contrario no los asumirá, incluso si las documentación está caducada, ha sido retirada o anulada, como en el caso de pérdida de puntos.

4. Daños producidos voluntariamente.

Se trata de aquellos casos en que los daños ocasionados se hayan producido de forma voluntaria. La compañía actuará del mismo modo siendo responsable asegurado, propietario, conductor o familiar. La excepción se da cuando el accidente es provocado contra un mal mayor. 

5. Carreras ilegales.

Sin una cobertura específica para competiciones, o en carreras ilegales, las aseguradoras se lavan las manos en siniestros que puedan ocasionarse en este contexto.

10 casos en accidentes de tráfico que el seguro no cubre.

6. Daños producidos voluntariamente.

Se trata de aquellos casos en que los daños ocasionados se hayan producido de forma voluntaria. La compañía actuará del mismo modo siendo responsable asegurado, propietario, conductor o familiar. La excepción se da cuando el accidente es provocado contra un mal mayor. 

7. Circular en vías no asfaltadas.

Salvo que no se describa lo contrario, el seguro no afrontará accidentes provocados fuera de asfalto. Sólo se hará cargo en caso de vías convencionales adecuadas para la conducción.

10 casos en accidentes de tráfico que el seguro no cubre.

8. ITV caducada.

La ITV caducada en un accidente exime a las aseguradoras de hacerse cargo de los daños sufridos.  Como puntualiza la DGT: “Otra cosa es que el vehículo no haya sido el causante, por lo que el responsable del accidente deberá hacerse cargo de los daños”.

9. Más pasajeros de lo permitido.

La aseguradora no respaldará en cuando el vehículo se utilice para llevar a cabo un delito contra las personas y bienes. En caso de “mala fe del tomador, del asegurador, del propietario, del conductor autorizado por él o familiares de cualquier de ellos”. 

10. Sufrir un robo por dejarse la llaves.

En caso de robo de tu coche por dejar las llaves puestas, las compañías de seguros no afrontarán los gastos, un despiste que puede salirte bastante caro.