Comprar coches de segunda mano vs. renting.
You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

El alquiler de larga duración está calando en el mercado de la automoción. Sin embargo hay distintos puntos de vista acerca de la rentabilidad de este servicio. Para sacar conclusiones conoce las ventajas e incovenientes del renting vs. comprar coches de segunda mano.

En la época actual surgen nuevas formas de consumo y estas también afectan a la relación con nuestro vehículo. Lo vemos por ejemplo en fórmulas como el “carsharing” en grandes ciudades, o el ya instalado “renting”.

El concepto de renting se introdujo en España en 1985 y a día de hoy,  supone solo el 15% de las matriculaciones de coches nuevos, aunque las cifras aumentan cada año. Se trata de un alquiler de larga duración que se suele formalizar entre 2 y 5 años, con una cuota mensual estipulada por contrato. Esta es una comparativa de los pros y los contras del renting, ¿es más rentable que comprar un coche?

Comprar coches de segunda mano vs. renting.

Ventajas e inconvenientes del renting.

Aunque puedes disfrutar de un vehículo nuevo, no es de tu propiedad. Las empresas ya no son las únicas que pueden optar por estar fórmula, también pueden acceder los particulares, con menores ventajas fiscales. 

El renting para particulares se presenta como una alternativa para la adquisición tradicional de un coche, aunque no es una opción tan radical como el carsharing. La propuesta del renting es la del alquiler de un coche con todo incluido por una cuota mensual, y esta es una de las principales ventajas.

Una cuota fija mensual para disfrutar de un coche nuevo incluyendo todos los gastos derivados del uso del automóvil, su mantenimiento, seguro, incluso impuestos o cambio de neumáticos.

Otra ventaja es que, al igual que ocurre en coches de ocasión, no tienes que esperar su fabricación, y si decides sustituirlo por otro nuevo no tienes que pasar por el proceso de venta de nuevo. Por lo que otorga comodidad e inmediatez.

Comprar coches de segunda mano vs. renting.

El alquiler a medio plazo también es una ventaja ya que permite disponer de un coche de última tecnología, en eficiencia y medio ambiente, conectividad y seguridad.

Las modalidades de renting flexible posibilitan cambiar de automóvil con facilidad, adecuándose a diversas situaciones y necesidades, como el aumento de la familia, o el número de kilómetros necesario para tus desplazamientos.

Por el contrario, uno de los inconvenientes es que no se suele servir con los acabados o equipamientos que quizá uno desearía. Por ejemplo el color, el equipo de sonido, tapicería, etc. Se trata de unidades previamente adquiridas por la empresa. Del mismo modo no podremos realizar ninguna modificación como una reprogramación  o instalar una equipación deportiva. 

Además, si lo que pretendes es disponer de un coche durante un largo periodo de tiempo, es probable que la opción de renting no sea la más rentable. La mayoría de los contratos de esta modalidad no superan los cinco años.

Comprar coches de segunda mano vs. renting.

En nuestro país existe poca cultura en torno al alquiler. El automóvil constituye uno de los gastos principales en las familias que deben optar entre comprar vehículos nuevos o comprar coches de segunda mano, con la devaluación del 20% que supone solo salir del concesionario en el primer caso.

El renting aparece como una solución para la adquisición de vehículos, que conllevan una depreciación muy acelerada. Comparando las diversas fórmulas con el alquiler de media y largo duración, al tratarse de coches de segunda mano la devaluación es mucho menor, con lo que resulta más rentable comprar un coche de ocasión joven (de 3 a 7 años).

Al contratar un renting deberás someterte a lo establecido en el contrato a la hora de llevar a cabo las reparaciones del vehículo. Además debes tener cuidado de no sobrepasar el número de kilómetros anuales, puedes ser sancionado con una pago extra por este motivo. Cabe destacar también que la persona que arrienda el vehículo con esta fórmula solo podrá deshacerse del contrato abonando una fuerte sanción

Comprar vehículos usados conlleva otras serie de ventajas. Si deseas cambiar de coche, puede resultar más rentable adquirirlo en propiedad. En Crestanevada disponemos de unos planes de garantía muy atractivos. Y nuestros coches de ocasión son revisados muy cuidadosamente para asegurar la máxima calidad. 


Definitivamente puede que la fórmula del renting resulte más rentable si lo que desea es acceder a un coche nuevo sin demasiados gastos, sin embargo al comprar siempre sería el propietario de un coche de ocasión, con una devaluación mucho menor, y que podría amortizar muchos años.

Asistente Virtual