Los vehículos de nueva matriculación ya cumplen la nueva normativa de medición de emisiones europea.
You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Desde el 1 de Septiembre los coches de nueva matriculación obedecen a la normativa sobre emisiones más rigurosa jamás puesta en marcha.

La conciencia medioambiental crece, y a su favor tiene la innovación en tecnología que permite reducir las partículas contaminantes emitidas. 

En 2018 los coches recién matriculados ya cumplían con los estándares de consumo y emisiones que marcaba la normativa WLTP sobre consumo y CO2, y la RDE para partículas diesel. Ahora, y desde el primer domingo de Septiembre, las nuevas matriculaciones se acogen a la RDE para medición de óxidos de nitrógeno (NOx). 

¿En qué consiste la normativa RDE?

Real Driving Emissions, RDE, son las siglas que dan nombre a la nueva ley que regula la evaluación de las emisiones de vehículos en Europa.

Se trata de la primera prueba del mundo que se realiza en carretera con el fin de medir y regular emisión de partículas contaminantes de NOx en el contexto real de la conducción.

La RDE viene a complementar la anterior WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros), es decir no se trata de una sustitución de normativas. Es el tipo de norma más rigurosa del mundo y supone un gran avance para la medición de emisiones de coches de combustión, tal y como apunta Anfac. Estos son algunos detalles del tipo de prueba para la medición de emisiones:

Los vehículos de nueva matriculación ya cumplen la nueva normativa de medición de emisiones europea.

Estos son algunos detalles del tipo de prueba para la medición de emisiones:

- El proceso no se aplica en un ciclo fijo determinado, se realiza durante la conducción y se mide en el tráfico habitual cumpliendo con el StVO, código de circulación alemán.

- Los coches desplazan de 90 a 120 minutos en vías públicas: autopista,ciudad, y fuera de ciudad, con un tercio de tiempo respectivamente.

- En ciudad, la media de velocidad se prevé entre 15 y 30 km/h, en autopista se alcanzarán velocidades de 90 y a 110 km/h, aunque a no más de 145 km/h.

- Las condiciones de temperatura exterior debe ser entre 0 y 30 °C, con airea condicionado conectado.

- Además el recorrido del test no puede realizarse en una altitud de más de 700 metros, y exige una diferencia de 100 metros de altitud.

La industria del automóvil por el medio ambiente.

Los vehículos de nueva matriculación ya cumplen la nueva normativa de medición de emisiones europea.

El desarrollo tecnológico ha permitido paulatinamente reducir los márgenes de NOx y partículas diesel. Los coches emiten un 84% menos de óxido de nitrógeno que hace quince años. La eficiencia de los nuevos filtros es cada vez más mayor, pueden eliminar hasta el 99,9% de partículas, incluidas las ultrafinas. 

Como apunta Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de ANFAC: “la industria de la automoción española, en línea con la industria del automóvil europea, ve positivamente la introducción de estas normativas, las más exigentes del mundo, que redundan en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”. 

Los fabricantes de automóviles han colaborado de manera activa en la realización de estas normativas. Comenta el vicepresidente de Anfac: “han invertido más de 50.000 millones en los últimos cinco años en mejorar el impacto medioambiental de los vehículos” 

Sin embargo el envejecimiento del parque automovilístico español avanza. En 2018 la media de edad de un coche era de 12,4 años. Esto imposibilita la reducción de emisiones de NOx, CO2 y partículas que las nuevas tecnologías nos permite. Estas normas tienen la función de exigir se utilicen por el bien social.“El verdadero impacto en el empeoramiento de la calidad del aire de los centros urbanos proviene del envejecimiento de los vehículos en circulación”, afirmó Mario Armero.

Como afirma la directora general de Ganvam, Ana Sánchez: “cualquier modelo nuevo, hoy por hoy, cumple escrupulosamente con las exigencias medioambientales más estrictas. Así se impulsará la renovación del parque, frenando su envejecimiento y mejorando la calidad del aire, ya que lo que contamina es el coche antiguo”.